25 de octubre de 2006

Missin'

Missing. Qué palabra. Me gusta su ambigüedad. Imprescindible en una vida en todas sus vertientes.
I'm missin'. Menos mal que a veces puedo estarlo! Desconectar, olvidarte de todo y que te olviden. Gracias a esos momentos sobrevivimos.
I'm missin' ... Melancolía, añoranza, extrañeza, morriña, faltas... Si lo sientes es que has vivido. Y que alguien miss you es lo más bonito que te pueden decir. Significa...
Significa que tiene necesidad de ti, de tu presencia, de tus palabras; significa que algún día fuiste parte importante de su vida y quizá que aún lo eres. Significa "pienso en lo que hemos vivido con una sonrisa en la cara". Significa "sé que estás lejos pero te pienso y te siento cerca".
Y lo mejor es que cualquiera puede decirlo. Un amigo que vive lejos, uno que vive cerca pero aún así te siente lejos, uno al que no ves hace mucho pero que te sabe ahí, uno que no sabe cómo te perdió ni cómo recuperar lo perdido. Tu familia, que te ve poco y te siente menos. Y hasta la persona que está sentada a tu lado.
Es un sentimiento universal que todos podemos tener. Y yo te lo digo ahora...
... I miss you.

11 comentarios:

DANI dijo...

Bonito nombre, si señor!!!

Además es algo que yo estoy sintiendo amenudo ultimamente.

"...I miss you...", sí, eso es lo que queria decir y no me salia.

Un beso añorado

Missing dijo...

Hay que decirlo mucho Dani, porque si no corremos el riesgo de que la persona a la que extrañamos no lo sepa, incluso que piense que nos es indiferente.. además con lo que gusta oírlo no podemos negarle el placer de escucharlo de nuestras bocas..
Besos perdidos para ti (y para Gabi)...

Manuel dijo...

TE iba a hablar de tu texto, pero me parece mucho mejor tu comentario, porque soy de esas personas, que piensan, que las cosas, hay que decirlas: dile a tu amigo que le quieres (si ya lo sabe, para qué se lo vas a decir?), porque oírlo nos reafirma en los amores y los cariños; porque oírlo, es como que te quieran más. Muy bueno, si señor.

Missing dijo...

Gracias Manuel, aunque no lo creas tu comentario es un empujoncito más, y es que estoy haciendo acopio de fuerzas para beber de mi propia medicina, es decir, para recuperar un cariño perdido, o quizá sólo olvidado, por todo y por nada, por la vida que nos separa física y espiritualmente, pero que a veces también nos vuelve a juntar. Y si no para eso están las palabras, las cartas, los teléfonos, los mails... y los blogs.

Pero... ¿qué pasa si la otra persona no te echa de menos? ¿si envuelves tu "I miss you" con el mejor papel de regalo y un lazo rojo precioso pero la persona que ha de recibirlo no lo quiere? ¿recoges tu regalo y su desprecio y te vas?
Pues no. Lo dejas ahí. Porque si tú has tardado todo este tiempo en sentir la necesidad de decir "I miss you", quizá esa persona tenga su propio ritmo y necesite un poquito más. Quizá no te extrañe ahora pero lo haga más adelante. O quizá no lo haga nunca. Pero tú podrás dormir tranquilo sabiendo que hiciste todo lo que estaba en tu mano.
No es arrastrarse. Es abrir puertas.
Besos perdidos o extraños..

Manuel dijo...

Prueba a hablarle en su idioma, no le digas "I miss you", dile: me acuerdo de ti, y echo de menos. Añoro cosas de nosotros, el calor de nuestra amistad, de nuestro cariño ... dile algo que entienda, y si no lo quiere, mala suerte. Tú habrás hecho cuantro habrás podido, y eso, te hará libre.
Un fortísimo abrazo.

Missing dijo...

¿Mala suerte para el/ella o para mí? desde luego yo pierdo, pierdo esa relación que tuve y que dejé enfriar, pero sobre todo pierdo esa sensación maravillosa de que la otra persona también sonríe cuando piensa en mí. Si me callo, si no digo nada y continúo como hasta ahora, puedo seguir creyendo que el/ella también me recuerda con añoranza.
A menudo los recuerdos son lo único que nos queda y acostumbramos a quedarnos con los buenos, quizá por eso las mejores amistades nos parecen las perdidas, las pasadas.
Y es que, como alguien me dijo una vez... de recuerdos también se vive...

norah jones dijo...

Hola nurse!!, veo que cumpliste tu palabra de hacerte un blog. Por cierto, tiene cierto aire de melancolía y lo digo de un modo muy positivo, porque nos muestra tu lado más personal. Es como la música....es imprescindible cierta melancolía para que nos muestre algo del cantante o músico (me remito a todos/as esos/as cantautores/as que se acuestan a las mil componiendo).

Con respecto a un nuevo comentario en el blog, no te preocupes que está recién salido del horno.. y es que he estado cocinándolo a fuego lento y después al baño mariano (como decimos en mi familia). Así que no tardaré en colgarlo!!

One missing kiss.

Anónimo dijo...

perdona que irrumpa, pero ¿como puede saber el/ella que estas letras van dirijidas a su persona si no das más datos de hacia quien van dirijidas, yo mismo me siento identificado. Quien no ha vivido un amor y lo ha perdido, quien no añora a alguien de su pasado. y asi quizás te sientas decepcionado/a por no obtener respuesta de este grito de auxilio y resulta que lo has dado sin sonido

Missing dijo...

NORAH: Sí, a veces en necesaria cierta melancolía para transmitir según qué sentimientos, y a menudo la música es un excelente vehículo. Pero también hay que saber alejarse de la melancolía y abrazar otros sentimientos. Supongo que será el otoño.. Gracias por tu visita, espero ansiosa leerte de nuevo. Besos melancólicos para ti.

USUARIO ANÓNIMO: Lo primero de todo, me encanta que hayas irrumpido, y ojalá lo sigas haciendo. Esto no pretendía ser un grito de auxilio, tan sólo la expresión de un sentimiento que se ha acomodado últimamente en mi cabeza. Cierto que, con suerte, todos lo habremos sentido alguna vez, y sólo quería reflexionar sobre que quizá sea algo que se pueda remediar con algo tan sencillo como hablar, hacerlo saber. Para ser sincera, no hay una única persona hacia la que vayan dirigidas mis palabras, de hecho hay dos o tres relaciones que añoro y me gustaría recuperar en mayor o menor medida. Pero de momento tan sólo estoy haciendo acopio de fuerzas para decidirme a dar el paso. Quién sabe, quizá escribiendo esto, una de esas personas sienta lo mismo y se anime a dar el primer paso, qué fácil sería..
Por cierto, si tú mismo te sientes identificado puede que seas una de mis personas.. ¿Lo eres?
Besos añorados.

Gacela dijo...

Me ha gustado mucho este primer post, supongo que porque yo soy muy consciente de lo que echo de menos, de aquellos que me dieron tanto, y a los que di tanto, que aunque el tiempo pase siempre queda esa melancolía en el recuerdo. Pero también tengo la capacidad de la que hablas de pensar en ellos/as sonriendo, de inventarme maneras de sentirles cerca, de confiar en que ellos también pensarán en mí con carinyo, si no hoy, quizá manyana.

Gracias por el post :-)

Missing dijo...

Gacela, tienes razón, añorar puede ser muy bonito si se hace con una sonrisa.
Sabes? me encantó tu post porque no hace mucho (cuando tenía uno de esos espacios de msn) yo también escribí uno reivindicando mi necesidad de seguir recibiendo cartas "de papel". Supongo que al final todos añoramos las mismas cosas.
Besos de ayer.