8 de agosto de 2010

Un poema para Missing

Nunca nadie me había escrito un poema.
Hasta hoy.

Inspirar en alguien, cuya vida es ahora mismo una voraz vorágine que arrasa con cada minuto y cada aliento, un poema de cincuenta versos es… cuando menos, profundamente conmovedor.

A lo mejor para otras musas no significa nada, pero para una servidora, como digo nada acostumbrada a ser el objeto de tales atenciones, despertar sentimientos tan intensos es de una emotividad turbadora.

Me ha emocionado. Profundísimamente.
Me ha dejado noqueada, en estado de casi shock.
Supongo que es su cruel venganza por la carta de recomendación de hace casi un año. Casi un año, cómo pasa el tiempo…

A veces creemos que las palabras no nos sirven, que se quedan muy pequeñitas para expresar lo que sentimos, que tendrían que existir otras, más grandes o más profundas, que alcanzaran a transmitir la inmensidad e intensidad de nuestros sentimientos.
Algo así me pasa a mí ahora al tratar de mostrar mi agradecimiento. Pero no vale, no es justo. Porque él sí ha sido capaz de encontrar esas palabras, de utilizarlas a su antojo para hacerme sentir sus emociones.
Y vaya si me han llegado, un golpe certero, ¡trac! justo en el centro del pecho, donde… donde aprietan siempre los grandes afectos.
Hay algo grande cuando los te quieros te saben a poco..

4 comentarios:

manuel_h dijo...

creo que tú también has encontrado las palabras!!

Anónimo dijo...

Good post and this enter helped me alot in my college assignement. Thank you on your information.

Ritzoo dijo...

Has ayudado a un anónimo computerizado...que suerte!!

Me aburro mucho y quiero ser decoradoor.
Besosososo

Missing dijo...

MANUEL sabes qué pasa, que tengo muy serias y fundadas dudas de que el autor llegue a leerlas algún día... xD.

RITZOO Ahora sí que soy felizzz!! xDD.
Pues anda empieza a currar y decóranos un poco a los dos vale? estaríamos mucho más monos...
Kiss a 1000.