14 de mayo de 2012

Felicidad

Ventanas abiertas de par en par. Hace sol, calorcito, los pajaritos cantan, las nubes se levantan... Los niños del vecino han vuelto a salir al jardín y se divierten mojándose con pistolas de agua, en tu portátil suena esa carpeta de música que te encanta, y mientras un par de moscas se cuelan en tu salón trayendo la primavera con ellas.

Lees cuatro libros a la vez, y todos ellos se amontonan en la mesa, aunque tú sigues esperando a que te llegue tu última adquisición para hincarle el diente también.

La baraja de cartas comparte espacio con una bolsa de nueces y el envase vacío de un yogur. El teléfono fijo, el móvil, y una barrita de masaje con olor a mandarina y chocolate blanco acaban de llenar la mesa del salón.

¿Necesitas algo más? vale, sí, un vaso de agua bien fría, y uno de esos deliciosos batidos de frutas con leche o yogur y un poquito de miel, mmm...


Aunque, en realidad, necesitar... no necesito nada. La felicidad completa la llevo dentro ;)

No hay comentarios: